gallery/1920_1200_20091119011123237500

Preguntas Frecuentes

¿Qué es Waste-to-Energy?

Las plantas de conversión de residuos en energía combustionan los desechos domésticos y similares que no se pueden prevenir o reciclar.

Con estos desechos las plantas generan energía. Esto puede ser en forma de vapor, electricidad o agua caliente. La electricidad se alimenta a la red y se distribuye a los usuarios finales; el agua caliente, dependiendo de la infraestructura local, se puede enviar a una red de calefacción (o enfriamiento) cercana para calentar (o enfriar) casas, hospitales, oficinas, etc., y la industria cercana puede usar el vapor en sus procesos de producción.

Waste-to-Energy es un método higiénico de tratamiento de desechos, reduciendo su volumen en aproximadamente un 90%.

Las plantas modernas de conversión de residuos en energía son limpias y seguras, y cumplen con los valores límite de emisión más estrictos que se aplican a cualquier industria establecida en la Directiva de emisiones industriales .

¿Cuál es el papel de Waste-to-Energy?

 

Waste-to-Energy cumple una serie de funciones:

En primer lugar, ayuda a alcanzar los objetivos de reducir la cantidad de residuos que se depositan ( desvian residuos de los vertederos )

En segundo lugar, Waste-to-Energy desempeña un papel importante en la gestión integrada de residuos. La conversión de residuos en energía y reciclaje son métodos complementarios de tratamiento de residuos. Los desechos domésticos y similares deben clasificarse en origen y los materiales limpios deben enviarse a un reciclado de alta calidad. El residuo restante, que no se puede reciclar de una manera técnica o económicamente viable, se debe utilizar para generar energía.

Además, la energía producida en las plantas de conversión de residuos en energía también contribuye a la protección del clima y la seguridad del suministro de energía, al reemplazar los combustibles fósiles que se habrían utilizado para producir esta energía en centrales eléctricas convencionales.

¿Por qué deberíamos quemar residuos? ¿No es mucho mejor la prevención y el reciclaje de residuos?

 

Los sistemas avanzados de gestión de residuos combinan prevención, reciclaje y Waste-to-Energy. La jerarquía de residuos de la UE, prioriza la prevención, la reutilización y el reciclaje, seguida de la recuperación y la eliminación. Las plantas eficientes de conversión de residuos en energía pertenecen a la categoría de recuperación: convierten los residuos no reutilizables y no reciclables en energía, reduciendo así la necesidad de vertederos, que es la opción menos deseable debido a los altos impactos ambientales (contaminación potencial de las aguas subterráneas, emisiones de metano y periodos de postratamiento de cientos de años).

¿No existe el riesgo de que la incineración impida los esfuerzos de prevención y reciclaje de residuos?

 

Waste-to-Energy no compite con el reciclaje: va de la mano y respalda el reciclado de alta calidad. La mayoría de los países con tasas de reciclaje muy elevadas, como Austria, Bélgica, Alemania y los Países Bajos, también tienen altas tasas de conversión de desechos a la energía, por lo tanto, han reducido el relleno sanitario casi a cero.

El proceso de combustión limpia y separa los metales de los desechos mezclados, que de otro modo no podrían reciclarse. Esto posibilita un mayor reciclado: los metales restantes se extraen de la ceniza de fondo y se reutilizan para nuevos productos, como fundiciones de aluminio para la industria del automóvil. La parte mineral restante de la ceniza de fondo se puede utilizar como materia prima secundaria, reemplazando la grava y la arena en la construcción.

Una vez que alcancemos la economía circular ¿quedará algo para combustionar?

 

Hay muchos desechos diarios hechos de materiales mezclados o sucios que serán muy difíciles de reciclar, por ejemplo, esponjas, envoltorios de regalo y de caramelos, cepillos de dientes, zapatos viejos, bolsas de aspiradoras, envases de alimentos grasientos, etc. También hay otros desechos que no deben reciclarse por razones higiénicas, por ejemplo productos sanitarios. Además, hay residuos de reciclaje y materiales que aún se degradarán debido al reciclado o envejecimiento repetido. Otros estarán contaminados con sustancias altamente preocupantes, como metales pesados ​​o retardantes.

¿Qué hay de la protección del medioambiente?

 

Las plantas eficientes de conversión de residuos a energía tratan térmicamente los desechos domésticos y similares que permanecen después de la prevención y el reciclaje. De esta manera se reducen las emisiones de metano (un potente gas de invernadero que tiene 21 veces mayor impacto al medioambiente que el dióxido de carbono CO 2 ) del depósito en vertederos. 

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) dice que "En comparación con el vertido de residuos, la incineración de residuos y otros procesos térmicos evitan la generación de GEI, lo que resulta en emisiones menores de CO2 provenientes de las fuentes de fósiles."

¿Cuánta energía produce Waste-to-Energy?, ¿Es renovable?

gallery/grafico 2

Actualmente, las plantas de conversión de residuos en energía en Europa pueden abastecer a 18 millones de habitantes con electricidad y a 15,2 millones de habitantes con calefacción. Esto se basa en los 90 millones de toneladas de residuos domésticos y similares que se trataron en 2015 en Europa.

Dependiendo del combustible que reemplace (gas, petróleo, carbón o lignito), entre 10 y 49 millones de toneladas de combustibles fósiles que emiten 24 - 49 millones de toneladas de CO 2 , no necesitarían ser utilizadas por las centrales eléctricas convencionales para producir esta cantidad de combustible-energía.

De acuerdo con la legislación de la UE, la fracción biodegradable de los residuos municipales e industriales se considera biomasa, por lo tanto es una fuente de energía renovable. La producción de energía de las plantas Waste-to-Energy es aproximadamente 50% renovable.

La tecnología de conversión de residuos en energía es una de las opciones de energía alternativa más sólidas y efectivas para reducir las emisiones de CO2 y ahorrar recursos limitados de combustibles fósiles utilizados por las plantas de energía tradicionales.

¿Qué ocurre con las emisiones de dioxinas y los impactos en la salud?

 

Las emisiones se han reducido significativamente durante los últimos 25 años. Las modernas instalaciones de Waste-to-Energy están equipadas con sofisticados filtros. Entre 1990 y 2000, las emisiones de dioxinas de las plantas de conversión de residuos en energía disminuyeron de 400 gr a menos de 0,5 gr por año, mientras que la cantidad de desechos tratados térmicamente aumentó más del doble en el mismo período.

Puede encontrar estudios en Waste-to-Energy, salud y medioambiente en el sitio de la Confederación Europea de Plantas Waste to Energy

¿Y las cenizas? ¿A dónde van?

 

El residuo tratado en las plantas de conversión de residuos en energía se quema en condiciones controladas, reduciendo el volumen de los desechos en aproximadamente un 90%.

En una planta de conversión de residuos en energía, la ceniza del fondo se recoge al final de la parrilla del horno. Está formado por materiales incombustibles y es la parte residual de la incineración. Incluso si el desecho fue tratado de antemano, hay metales ferrosos como no ferrosos que aún pueden extraerse de las cenizas del fondo y reciclarse. Después de sacar estos metales, el resto de las cenizas se almacenan durante un período antes de ser utilizadas en la construcción de carreteras o como material de construcción. 

¿Qué haces con las cenizas volantes?

 

La incineración de desechos concentra las sustancias nocivas para el medio ambiente (plomo, cadmio, mercurio, etc.) que ya estaban presentes en los residuos en el sistema de limpieza de  gases de combustión. Esto facilita aún más el manejo: estas sustancias se pueden gestionar mejor y eliminar de forma segura. Los residuos del sistema de limpieza de gases de combustión ascienden a un 3-4% de la masa de los residuos que entran en la planta.

Estos residuos se recogen después del proceso de filtración y se almacenan cuidadosamente para garantizar que no haya escape del material en el entorno local. El material luego se transporta en contenedores sellados a rellenos sanitarios para materiales peligrosos e incluso puede ser mezclado con cemento para mayor seguridad.

gallery/infografía europa mito y realidad