logo sin fondo
1920_1200_20091119011123237500

Nuestro Compromiso

Entregar un sistema de gestión de residuos domiciliario sustentable, comprobado a nivel mundial, reciclar y aportar con energía renovable todo esto bajo estandares internacionales en materia de control de emisiones ese es nuestro compromiso

VERTEDERO CERO

 

El manejo de residuos domiciliarios es un tema complejo para cualquier administración municipal. Por décadas en Chile y otros países se ha apostado por enormes depósitos, que con el paso del tiempo han colapsado y generado graves daños medioambientales y de salud a las personas. 

En Europa hace casi 40 años surgió el concepto Vertedero Cero que engloba todo un proceso de tratamiento de la basura que permite utilizarla como combustible para generar energía. 

Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Italia, España, Alemania, y otras naciones cuentan con esta tecnología y la han ido desarrollando y mejorando alcanzando una eficiencia productiva y sanitaria envidiable. Y es que el proceso contempla reciclar los elementos que lo permitan y utilizar el resto de desechos para combustión generando un sinnúmero de oportunidades medioambientalmente sustentables y sin generar peligro alguno a la salud.

Es el fin de los vertederos como los conocemos actualmente en Chile, un proceso que finalmente hará su arribo al país permitiendo a la ciudad de Temuco, procesar cerca de 300 toneladas diarias de residuos que hasta diciembre de 2016 eran depositadas en un Vertedero. Ahora tendrán otro destino, uno sustentable, uno que olvidará por completo estos antiguos y desagradables depósitos convirtiendo a WTE Araucanía en la primera planta del país en implementar el procesamiento de residuos sólidos que funciona bajo el concepto Vertedero Cero. 

 

RECICLAJE

Reutilizar productos es un trabajo complejo, casi imposible de realizarlo de forma manual. De hecho las cifras apuntan a que más del 70% de los materiales reciclables van a dar a vertederos cuando no hay un proceso automatizado de separación.

El problema se genera por que la basura es altamente homogénea. Metales, plásticos, productos orgánicos, líquidos textiles, etc. Un sinnúmero de objetos que pueden tener una segunda vida útil, pero que por distintas razones terminan o incinerados o dejados por siglos en los depósitos de residuos.

WTE Araucanía contempla un proceso de reciclaje único en Chile y que fue patentado en el extranjero con gran éxito. Las bolsas de basura como las conocemos son en primera instancia trituradas y luego pasadas a un complejo proceso de higienización, que permite compactar a un 20% estos residuos. Luego -por medio de tecnología de magnetos- todos los fierros son separados, la biomasa en tanto, se pasa a través de un tromel que permite su clasificación, mientras que sistemas ópticos se encargan del plástico. El aluminio y otros metales no férricos son capturados gracias a un sistema de corrientes Foucault, todo esto permite reciclar estos productos de una manera moderna y segura tanto para operarios como para el propio medioambiente.

Cerca de un 40% de los residuos que procesaremos son materiales reciclables, acá también incluimos productos inertes, como cenizas resultantes del proceso de gasificación, las que  posteriormente se utilizaran para la construcción de caminos y/o mejoramiento de terrenos.

El Punto Limpio funciona como centro de acopio y planta valorizadora de materiales.

Cuenta con una máquina enfardadora y uno o más operadores encargados de la administración del Punto.

Hasta 20 tipos de materiales son recuperados en los Puntos Limpios.

La operación incluye monitores ambientales cuya misión es la mantención y administración del Punto Limpio, además del procesamiento del material y la educación a la comunidad.

En WTE Araucanía le damos valor a los residuos, optimizando el proceso de reciclaje al máximo

REUTILIZACIÓN DE RECURSOS

Uno de los compromisos más importantes de WTE Araucanía es reutilizar recursos, aportando a la descontaminación, por lo mismo el agua a utilizar en el proceso será obtenida de la planta depuradora y complementada con fuentes autorizadas. para ello la operación contempla las siguientes etapas. 

 

La Planta Depuradora de agua recibe los líquidos provenientes de:

Directamente de los RSM captados en el foso de recepción

Líquidos obtenidos en el proceso de trituración.

Líquidos y vapor condensable resultantes del proceso de higienización.

Purgas de la caldera de biomasa.

La Planta Depuradora utiliza la tecnología de ultrafiltración mediante osmosis inversa. En este proceso de depuración se recuperan unos 180 lts de agua aproximadamente por tonelada de RSM procesado y, junto a ella, 320 lts/ton de agua con calidad de riego y procesos de lavados y una pequeña cantidad de fangos o lodos (unos 12 kg por cada tonelada de RSM tratado), el cual constituye un residuo del proceso que será dispuesto en un receptor autorizado. El agua que resulte tratada en esta planta será reincorporada al sistema en la caldera de vapor. La cantidad de agua recuperada para el proceso de vapor será de 180 lts por tonelada de RSM, que es reinyectado a la caldera de vapor. Además se utilizarán otros 108 lts que son utilizados industrialmente en lavado de camiones, equipos, riego y otros.

 

La energía eléctrica generada en el proceso también será utilizada en este caso para el autoconsumo de la misma planta, y el excedente sería inyectado al Sistema Interconectado Central (SIC). Así generaremos nuestra propia Energía Renovable No Convencional  (ERNC), cerca de 3 MWe que permitirán el funcionamiento de esta moderna y autosustentable planta de Tratamiento de Residuos Municipales.

reciclaje22