logo sin fondo
img_2104

WTE Araucanía presenta proyecto ante concejales de Temuco 

El Presidente del Directorio de la empresa que se adjudicó el manejo de residuos domiciliarios de Temuco, expuso ante la comisión de salud y medioambiente del Concejo Municipal.

En poco menos de dos horas, Robert Wörner, Presidente del Directorio de WTE Araucanía explicó en detalle a los miembros de la comisión, los alcances de este proyecto que en un plazo de dos años debería comenzar a manejar sustentablemente los residuos domiciliarios de Temuco, generando energía.

 

Wörner aclaró que el proyecto sigue su desarrollo bajo el calendario establecido en la licitación. Además dejó clara la tecnología que utilizarán. “Serán dos plantas, una se encargará de la recepción, trituración, clasificación, higienización y reciclaje de los residuos, mientras que la segunda realiza el proceso de gasificación y generación de energía”.

 

El miembro del directorio apuntó -durante la exposición- al apoyo que obtendrán de los creadores de estas tecnologías, que en Europa llevan años operando. “Todo el proceso de montaje y el primer año de operaciones será guiado y supervisado por ingenieros y técnicos de las empresas extranjeras que crearon ambos sistemas”.

 

Otro de los puntos que confirmó, es que el proceso que WTE Araucanía llevará a cabo cumple todas las normas europeas y por ende las chilenas, que son menos exigentes en materia de emisiones y manejo de materiales contaminantes, explicando que la planta permite separar con tecnología de última generación los materiales reciclables y los que no se pueden gasificar, productos que finalmente serán utilizados en otros procesos.

 

WTE Araucanía ganó a mediados de 2016 la licitación para manejo de residuos domiciliarios de Temuco, propuesta que obtuvo la más alta puntuación por académicos del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad de Chile que evaluaron las alternativas de tecnologías presentadas al municipio.

 

La planta debería comenzar a funcionar 18 meses después obtenida la aprobación por parte del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).